Certificaciones para empresas de software, las necesitamos?

El siguiente año cumpliré oficialmente 20 años trabajando en la industria del Software. Definitivamente en 20 años la forma de pensar puede cambiar mucho a través de los años. Uno de los temas en los que he ido cambiando mi forma de pensar es con respecto a las certificaciones para empresas. Las famosas certificaciones de calidad. Al principio les daba mucho valor, puede ser por el medio en el que me desenvolvía que se movía en función de estos seudo-diferenciadores. Los llamo seudo-diferenciadores porque el final del día esas certificaciones tienen características netamente comerciales y no garantizan absolutamente nada, más allá de que la empresa ha llenado un montón de documentos durante una evaluación.

Que características tienen estas certificaciones:

– Exigen muchísima documentación, definición de procesos y entrenamiento para la gente. El problema es que al final del día no son procesos naturales y la gente termina haciendo solo los que en verdad le resultan naturales y solo hacen todos los exigidos durante los procesos de evaluación.

– Es un modelo de negocio porque hay que pagar muchísimo dinero para que a uno le digan que está haciendo “bien” las cosas de acuerdo a el criterio de alguna empresa que normalmente es de un país del primer mundo. Además hay asesores que preparan a la empresa, también venden las actualizaciones porque obviamente no pueden ser eternas.

Que no me parece de este modelo:

– No creo que un estándar de un país X se aplique para todo el mundo, creo más en las cosas localizadas y propias de nuestra realidad. Además que quien califica la calidad es el mercado y el premia o castiga comprando o dejando de comprar. El mercado de Software es un mercado de confianza, el problema es que a los clientes les han dicho que en lugar de confiar en la empresa que hará el trabajo deben confiar en una empresa extranjera a la que la primera le pagó miles de dólares para decir que esta es buena. Para mí al menos es obvio que esto no tiene sentido.

– Retomando el pago de los miles de dólares, que sentido tiene? Supongamos que vale la pena, entonces crearemos una élite de empresas que no necesariamente son las mejores pero que siguen el script y tienen veinte mil dólares para pagar la certificación. Y otro grupo de empresas (normalmente pequeñas) que pueden seguir el script pero no tienen los miles de dólares “necesarios”. Me parece un desperdicio de dinero, de tiempo, de esfuerzos. Porque sacar tanto dinero de nuestro país para que alguien nos califique? Luego pondrán estas certificaciones como obligatorias y crearán un mercado restrictivo en el que solo participan los que siguieron el juego por conveniencia.

Les agradecería sus aportes en este tema, puede ser que esté completamente equivocada pero de verdad necesitaría buenos argumentos para cambiar mi postura.

Leave a Comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *